Domingo, 09 de diciembre 2018 - Diario digital del Perú

El impacto de la política inmigratoria del presidente Trump sobre Perú


Carlos Colombo
17/10/2018

2 Compartidos
165 Visitas

Desde que el presidente Trump asumió funciones en enero de 2017, los Estados Unidos han experimentado una cantidad significativa de agitación en varios temas de interés público. Esto es particularmente cierto cuando se trata de la política inmigratoria. Si bien el presidente Trump ha asumido muchas posiciones controversiales, en lo que probablemente sea más conservador es en la inmigración, con un enfoque de “Estados Unidos Primero” que busca limitar casi toda la inmigración a los Estados Unidos.

Uno de los primeros programas en quedar bajo el escrutinio de la administración Trump fue el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, o DACA. Esta ley fue redactada específicamente como un camino a la ciudadanía para los inmigrantes indocumentados que cumpliesen ciertos criterios, incluyendo haber sido traídos a los Estados Unidos siendo niños y no tener antecedentes criminales. El presidente Trump tomó acciones para terminar DACA en el otoño de 2017, dejando un período de gracia de 6 meses hasta marzo de 2018. La administración Trump afirma que el programa es ilegal. Sin embargo, un tribunal federal en California sostuvo que la acción de Trump fue ilegítima y afirmó que la administración debe seguir aceptando solicitudes de renovación. La Corte Suprema de los Estados Unidos se negó a fallar sobre esta decisión, permitiendo que continúe DACA, y forzando al Congreso a tomar acciones sobre el asunto. 

Si bien la mayoría de los beneficiarios de DACA son de México, hay una cantidad sustancial de ciudadanos de Perú en los Estados Unidos que son parte de este programa. De acuerdo a los Servicios de Aduanas e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS), para septiembre de 2017 había 7.420 peruanos registrados en el programa DACA. Cada una de estas personas podría enfrentar la deportación si el programa es finalizado.

La “inmigración en cadena” (conocida más comúnmente como inmigración familiar) es otro objetivo de la administración Trump. La inmigración en base a la familia ha sido desde hace mucho un pilar del sistema inmigratorio estadounidense y es la forma en que muchas familias estadounidenses se establecieron inicialmente en los Estados Unidos. Es un proceso en el que un ciudadano de los EE. UU. o (en algunos casos) un titular de una green card solicita que un pariente se reúna con él en los Estados Unidos. La inmigración en base a la familia está limitada a patrocinar a padres, hermanos o hijos adultos. Sin embargo, la administración Trump ha afirmado que los Estados Unidos debe “terminar con la inmigración en cadena” porque es negativa para el país. Específicamente, el presidente Trump afirma que compromete la seguridad nacional, es una carga sobre los recursos del gobierno y pone a los trabajadores estadounidenses en riesgo de perder sus trabajos. 

Terminar la inmigración en base a la familia tendría un impacto significativo en los ciudadanos de Perú. La mayoría de las personas quieren mudarse a donde estén sus familias, y los peruanos no son la excepción. Si una familia joven pudiese mudarse a los Estados Unidos y obtener la ciudadanía, podría ser menos probable que lo hiciesen si supieran que nunca podrían traer a sus padres o hermanos para reunirse con ellos. Asimismo, los padres podrían nunca mudarse a los EE. UU. si no pudieran llevar allí a sus hijos adultos. Poner fin a esta forma tradicional de inmigración (que ha sido una práctica estándar en la inmigración estadounidense durante generaciones) significaría un daño excepcional para los peruanos.

Más allá de las visas de inmigración, la administración Trump también ha asumido una línea dura en los viajes a los Estados Unidos por otras razones. Tanto las visas de visitante como de negocios han recibido un mayor escrutinio del USCIS, como parte de la directiva general del presidente Trump de establecer “controles más estrictos” a las solicitudes de visa en las embajadas alrededor del mundo. Esto es particularmente cierto cuando se trata de las visas basadas en empleo, ya que el presidente Trump ha establecido una política de “Comprar estadounidense, emplear estadounidense”. No sólo es más difícil ser aprobado para una visa de empleo, tal como la visa H-1B, sino que las renovaciones de visas existentes serán sujetas a un estándar más alto. Estas políticas dificultarán aún más a las empresas el contratar o transferir empleados extranjeros, quienes a menudo son necesarios para cargos en los Estados Unidos. También hay una posibilidad significativa de que el umbral para visas de inversión, tales como la EB-5, sean elevados considerablemente en los próximos meses. Puede que a los ciudadanos de Perú les resulte cada vez más difícil viajar a los Estados Unidos por placer o para visitar a la familia. Puede que también enfrenten dificultades para obtener una visa relacionada a los negocios o empleo en base a las políticas que promueven a los negocios y trabajadores estadounidenses.

Sin embargo, aunque las noticias han sido desalentadoras en muchos aspectos, todavía hay oportunidades para obtener visas de los EE. UU., en particular para negocios. Las visas de inversión están fácilmente disponibles y actualmente no están siendo sujetas al mismo nivel de escrutinio o límites que los otros tipos de visas. Parece ser que el enfoque actual de la administración Trump es principalmente la inmigración de personas, lo que deja muchas posibilidades abiertas para cualquier emprendedor que esté considerando mudarse a los Estados Unidos. A pesar de las oportunidades que siguen existiendo para los emprendedores e inversionistas, el impacto general de la política de inmigración a los EE. UU. con el presidente Trump ha tenido claramente un impacto negativo en el interés de los ciudadanos de Perú en inmigrar hacia los EE. UU.

(*) Socio fundador de la firma de abogados Colombo & Hurd, PL, en la cual lidera las prácticas de derecho corporativo, internacional e inmigración de la firma. Ayuda a individuos en la obtención de visas temporales y estatus de residente permanente en una variedad de categorías de visas, entre ellas la visa de inversión EB-5.

Puede Interesarte


Comentarios

Más en Opinión