Miércoles, 26 de septiembre 2018 - Diario digital del Perú

EEUU prueba una potente bomba atómica desde un bombardero B-2


HispaTV
02/07/2018

3 Compartidos
145 Visitas

EE.UU. ha realizado por primera vez dos pruebas de vuelo de calificación de su nueva bomba termonuclear B61-12 desde un bombardero sigiloso B-2 Spirit.

Los vuelos, un proyecto conjunto de la Fuerza Aérea y la Administración Nacional de Seguridad Nuclear del Departamento de Energía de EE.UU. (NNSA, por sus siglas en inglés), se llevaron a cabo el pasado 9 de junio en el Campo de Pruebas de Tonopah en Nevada, en el oeste de Estados Unidos.

“Estas pruebas de vuelo de calificación demuestran que el diseño de B61-12 cumple con las exigencias del sistema e ilustran el progreso continuo del programa de extensión de vida de B61-12 para cumplir con los requisitos de seguridad nacional”, dijo el general de brigada Michael Lutton, el principal administrador adjunto de la NNSA para la Aplicación Militar.

Mediante un comunicado divulgado el viernes, el Departamento de Energía explicó que los ensayos forman parte de una serie de pruebas conjuntas para demostrar “tanto la capacidad del avión para entregar la bomba como las funciones no nucleares del arma”.

La bomba termonuclear guiada B61-12, tiene un poder de destrucción cuatro veces mayor que la lanzada por EE.UU. sobre la ciudad japonesa de Nagasaki al final de la II Guerra Mundial. El arma, una modificación de la bomba nuclear estadounidense B61, fue desarrollada en mayo de 2018 tras pasar con éxito unas decenas de pruebas.

Estas pruebas de vuelo de calificación demuestran que el diseño de B61-12 cumple con las exigencias del sistema e ilustran el progreso continuo del programa de extensión de vida de B61-12 para cumplir con los requisitos de seguridad nacional”, dijo el general de brigada Michael Lutton, el principal administrador adjunto de la NNSA para la Aplicación Militar.

Se prevé que el Departamento de Defensa estadounidense (Pentágono) comience la producción en masa de la B61-12 en el año 2020. Además, se estima que la bomba sustituirá a las versiones anteriores de la misma en las bases del país en Europa.

El programa forma parte de la estrategia del Pentágono para modernizar y engrosar el arsenal atómico de EE.UU., so pretexto de paliar la supuesta amenaza que representan Rusia y China.

Puede Interesarte


Comentarios