Lunes, 23 de abril 2018 - Diario digital del Perú

Feliz daño nuevo


Milcíades Ruiz

Milcíades Ruiz
04/01/2018

4 Compartidos
81 Visitas

Tal parece ser el mensaje de la corrupta derecha gobernante para el pueblo trabajador. No me refiero solamente a la administración estatal conocido como Poder Ejecutivo sino también al Poder Legislativo que es el que aprueba lo que el primero debe ejecutar.Voy a cambiar la manera de gobernar dice el mentiroso, a sabiendas de que nada puede hacer sin autorización del legislativo manejado desde afuera. El nuevo gabinete en ciernes en nada cambiará la sujeción del Ejecutivo al Legislativo, ensoberbecido con su poder. Abdicar posiciones aduciendo una aparente reconciliación será darle más poder y someterse. Así funcionaban las mafias del siglo pasado por el control de un territorio de negocios turbios.

Estamos siendo gobernados por bandas de mafiosos que utilizan el Estado para hacer negocios turbios. Difícil encontrar en el poder legislativo alguna bancada cuyo partido esté libre de sospecha de corrupción. Por eso se justifica el slogan; “QUE SE VAYAN TODOS”. Esto es cada vez más urgente. He aquí algunas señas del fracaso del gobierno de la derecha según cifras oficiales:

A pesar de los desajustes por cambio de gobierno el 2016 tuvimos un crecimiento económico 4 %. En cambio, en el 2017, el BCR estima que solo llegaremos a 2.7%. Este retroceso significa que a menor producción los peruanos han tenido menores ingresos, menos empleo, han perdido capacidad adquisitiva y hay mayor pobreza. Los gastos estatales han sido mayor que los ingresos por lo que las cuentas terminan en rojo, con un déficit fiscal mayor de -3 % y la deuda pública seguirá creciendo.

Al bajar los ingresos hemos perdido poder adquisitivo. Pero al mismo tiempo todo ha subido de precio incluyendo la tarifa de los servicios básicos de agua, luz, gas. En detalle, según el INEI, los precios han subido en educación 4,85%, matrícula enseñanza estatal (secundaria 5,6%, primaria 4,6%, inicial 4,3%); No estatal (inicial 8,3%, primaria 7,6%, secundaria 7,2%); pensión escolar (inicial 7,6%, primaria 7,1% y secundaria 7,0%). la pensión y matrícula en universidades particulares con 3,5% y 2,5%. Ni hablar de los útiles escolares, uniformes, etc.

Bebidas en restaurantes una alza de 4,2%, comidas en restaurantes 4,0%, agua potable doméstica 10,2% (subió en 14 ciudades); gas natural por red 7,3%, gas propano doméstico 2,9%, alquiler de vivienda principal 1,3%. GLP vehicular 10,8%, petróleo diésel 8,2%, gasolina 5,2%, pasaje interprovincial 2,5%, taxi 4,8%, moto taxi 4,3%, ómnibus y micro 1,8%.Cerveza 8,2%, cigarrillos 5,5%. La lista es larga pero lo dicho es suficiente para demostrar la difícil situación que viene pasando la población con este gobierno.

La población campesina que, en su mayoría vive en nuestra serranía, es la que más viene sufriendo la indolencia de la derecha. Lo que más se siembra en el Perú es la papa, pero sus precios han caído drásticamente. El precio de la papa: blanca cayó -45,2%, la de color -38,8%, huayro -34,8%, amarilla -32,2%. También cayeron los precios de hortalizas y granos diversos.

Pero a lo que voy es a lo siguiente: Si bajan los ingresos de la población por menor producción, si pierde capacidad adquisitiva y suben los precios, entonces lo primero que se piensa es en ajustar presupuestos privándose de muchas compras. Esto ocasiona una caída de las ventas en los establecimientos comerciales y de servicios que acusan el deterioro por baja demanda. Entonces pierden solvencia para cumplir el pago de créditos y se desalienta la inversión. Escasean los puestos de trabajo y aumenta la delincuencia. Cada problema arrastra a otros y por efecto dominó ocasiona caídas en cadena.

La meta del BCR era una inflación del 3% para el 2017 pero por la recesión se ha quedado en 1,5. Debido al mal manejo gubernamental de la derecha corrupta la población se ha visto obligada a ajustar sus economías, deja de comprar, cae la demanda y la inflación. Pero en el caso de los campesinos ese ajuste significa menos comida para la familia, ojotas en vez de zapatos, no ir al médico sino al curandero, no enviar los hijos a la escuela, remendar la ropa por falta de dinero, etc.

En estas condiciones económicas, complicadas por las condiciones políticas de desgobierno y los destapes por nuevos implicados en la red de corrupción gubernamental, el desprestigio internacional por el indulto al genocida y los conflictos sociales en curso, será muy difícil que el gobierno de la derecha recupere credibilidad. Es momento entonces que la izquierda aproveche la oportunidad para recuperar terreno salvo que no esté en condiciones de hacerlo. Ustedes qué dicen.

 

Puede Interesarte


Comentarios

Más en Opinión