Sábado, 18 de noviembre 2017 - Diario digital del Perú

Sobre el escrito ¿qué es el socialismo hoy?


Milcíades Ruiz

Milcíades Ruiz
13/07/2017

90 Visitas

El diario La República publica hoy un artículo del profesor universitario Nelson Manrique, mentor de la candidatura de la señora Mendoza y del movimiento “Nuevo Perú” en el que nos da una catedra sobre ¿Qué es el socialismo hoy? Como quiera que seguramente tiene muchos alumnos a los que califica el aprendizaje de sus lecciones y también seguidores políticos, me veo obligado a dar mi modesta opinión al respecto y no dejar que lo suyo sea la única versión. Pero hay connotados socialistas de amplia trayectoria ideológica que con mayor autoridad podrían ilustrarnos sobre esta temática.

En el artículo que se adjunta nos dice el profesor Manrique que “la llegado de Hugo Chávez al poder con un discurso popular, nacionalista y antimperialista despertó muchas expectativas. El socialismo del siglo XXI fue visto como una promesa de una alternativa al capitalismo. Hoy es ilusión se ha disipado”, explicando que ello se debe al precio del petróleo.

Luego agrega: “Estas oscilaciones en los precios llevaron al “socialismo del siglo XXI” a una crisis sin salida debido a la no sostenibilidad de un modelo de redistribución basado en una elevada renta petrolera temporal. Lo que es peor, Venezuela continúa siendo un país radicalmente primario exportador. No se transformaron las relaciones sociales de producción y no se diversificó tampoco el aparato productivo; el petróleo constituye el 92% de las exportaciones venezolanas.

Al respecto, creo que hay una distorsión conceptual que conduce a una falacia. Es muy distinto hablar de socialismo que hablar del caso venezolano como experiencia de gobierno chavista con las características que señala. Entreverar estos dos asuntos, confunde y conduce a conclusiones equivocadas. En Venezuela nunca hubo un régimen socialista y no se puede tomar este caso para hablar del socialismo en general. Tampoco existe un socialismo en cada siglo como señala el profesor Manrique hablándonos del “socialismo del siglo XXI”.

Decir que “las oscilaciones de precios del petróleo llevaron al socialismo del siglo XXI a una crisis sin salida” es otra confusión que solo la derecha puede agradecer ya que por años y en todo el mundo se ha repetido miles de veces que es el capitalismo el que entró en crisis, a causa del cual bajó el precio del petróleo por falta de consumo. Esta falacia ya nos hace pensar que el profesor Manrique no se ha dado cuenta de lo que está diciendo.

Según lo poco que conozco, el socialismo es una doctrina política emanada del materialismo científico cuyos principios tienen su basamento en las leyes de la dialéctica universal, donde cada acción ocasiona una reacción contraria y cada hecho lleva consigo su propia oposición. El materialismo histórico corrobora estos principios en el proceso de desarrollo de la humanidad. Así, de la comunidad primitiva se pasó al individualismo y que el capitalismo surgió en oposición a la monarquía. El socialismo surge en oposición al capitalismo.

Este proceso de lucha entre contrarios en el ámbito social se manifiesta en una pugna entre el conservadurismo y la renovación. Esta lucha se resuelve cuando el viejo sistema pierde predominancia y la nueva fuerza impone la suya. Lo hemos visto en nuestro país cuando el colonialismo perdió su predominancia y fue derrotado por el republicanismo. Actualmente rige en el mundo el sistema capitalista que todavía tiene la predominancia hasta que sea derrotado por el socialismo. El socialismo en un solo país o en un bloque de países corre el riesgo de perecer mientras predomine el capitalista en el mundo.

Prosigue el artículo del profesor Manrique, señalando: A la crisis del modelo de redistribución se ha sumado la recesión de la economía. La agresión de los Estados Unidos y de sectores de la burguesía venezolana agrava la situación, pero esta es una crisis del modelo mismo. No es allí donde encontraremos una respuesta a la pregunta sobre el socialismo hoy.

Nuevamente aparece un error de enfoque, pues considera que primero fue la crisis el modelo chavista y a ella se sumó después la recesión económica. No señor, pues usted mismo señala que la caída del precio de petróleo llevó a la gestión chavista a un callejón sin salida con lo cual admite que primero fue la recesión y no al revés. Tampoco se puede decir que a la crisis del modelo se sumó la agresión de EE UU y de la derecha venezolana cuando todos sabemos que esas fuerzas están desde el inicio del chavismo, saboteando al gobierno venezolano para provocar la crisis de gobernabilidad.

Después de haber tergiversado los hechos agrega una interpretación personal que tergiversa la tesis de Marx sobre las contradicciones que conducen a la revolución social para concluir cuestionando su viabilidad hoy. Como demostración, compara lo que observó en los talleres de Microsoft donde alega haber descubierto que, “no es en los medios de producción donde hoy se concentra ni el poder, ni la riqueza, ni el control del proceso productivo”.

Nos dice que “el poder en el capitalismo hoy se basa en elementos intangibles que podrían resumidamente describirse como el monopolio sobre procesos de conocimiento. Expropiar los medios de producción parecía tener sentido en la fase del capitalismo industrial, pero hoy no significa absolutamente nada. ¿Qué cambio social representaría expropiar algunas computadoras, redes electrónicas y un local?

¿Qué nos quiere decir con esto el profesor Manrique? ¿Qué no aboguemos por la nacionalización de nuestros recursos naturales pues no significa absolutamente nada? ¿La tierra es un medio de producción y expropiar las empresas latifundistas incluyendo maquinaria y membresías no ha significado absolutamente nada? ¿Entiende que el socialismo se reduce a expropiar útiles de escritorio? Esto ya resulta una tergiversación malvada del socialismo.

Concluyendo nos dice: Algo muy profundo ha cambiado y es necesario entenderlo, si se quiere pensar en una propuesta verdaderamente alternativa. Ya lo saben. Olvídense de sus ideales y propuestas socialistas.

Puede Interesarte


Comentarios

Más en Opinión