Lunes, 25 de septiembre 2017 - Diario digital del Perú

Corea del Norte prefirió un desfile militar antes que disparar a EE.UU.


Rene Calderon

Rene Calderon
15/04/2017

248 Compartidos
394 Visitas

FOTO: AFP / EL PAIS

El gobierno de Corea del Norte Kim Jong-un, finalmente no ejecutó la sexta prueba nuclear, tal como había advertido Estados Unidos; el 105 aniversario de nacimiento del fundador del régimen se celebró en medio del tradicional desfile y militar, y una dura advertencia a Donald Trump.

“Si fuerza una provocación temeraria contra nosotros, nuestro poderío contrarrevolucionario contraatacará con un golpe aniquilador. Responderemos a la guerra total con guerra total, y contestaremos a la guerra nuclear con nuestro propio estilo de ataque nuclear”, declaró Choe Ryong-hae, el número dos del régimen que se encontraba junto al presidente.

En medio de la tensión internacional que convocó a cientos de periodistas de todos los continentes, Corea del Norte recordó la celebración del nacimiento de su abuelo Kim Il-sung, mostrando su poderío bélico en el desfile conocido como el Día del Sol.

Entre los materiales bélicos exhibió a 56 misiles, un misil balístico para submarinos, un lanza cohetes múltiples, misiles de corto y medio alcance “tierra-tierra” y misiles balísticos intercontinentales; este último llamó la atención de la prensa, porque posiblemente sería utilizado en una probable guerra con Estados Unidos y sus aliados.

“Estamos completamente preparados para cualquier tipo de guerra si Estados Unidos ataca en la península coreana”, “Contestaremos a la guerra nuclear con nuestro estilo de ataque nuclear”, declaró el vicepresidente del Comité de Estado de la República Popular Democrática de Corea.

FOTO: AFP / EL PAIS

El líder supremo de Corea del Norte, Kim Jong-un, no se animó a declarar a la prensa internacional y se limitó a aplaudir el tradicional desfile militar; que en buena cuenta fue un homenaje a su persona; públicamente le desearon larga vida y su adhesión absoluta.

Según medios internacionales se cree que 100.000 personas participaron del desfile donde no solo movió a la milicia norcoreana, también se pudo ver a deportistas, médicos y otros funcionarios civiles que aprovecharon para expresar su patriotismo y hacer gala de sus destrezas.

Como se recuerda, la semana pasada Estados Unidos envió una flota naval y el portaaviones Carl Vinson, con capacidad y propulsión; es decir, preparado para una guerra nuclear, provisto de 90 aviones y helicópteros; además de 6.000 militares norteamericanos

Puede Interesarte


Comentarios